07/06/17

¿Cómo se trata el agua potable en México? Sólo 50% del agua recolectada en alcantarillas recibe tratamiento

Tratamiento de agua, procesos ecológicos para consumir sin restricción este líquido vital

  • Más de 663 millones de personas viven sin suministro de agua potable a nivel mundial

¿Alguna vez te has preguntado qué porcentaje de agua está disponible para su uso en nuestro planeta? De acuerdo con el libro Agua, medio ambiente y sociedad, hacia la gestión de los recursos hídricos en México (UNAM-Colmex-Fundación Gonzalo Río Arronte), la cantidad de agua dulce del mundo que está disponible para uso humano y el mantenimiento de los ecosistemas naturales es menor a 1%, este porcentaje podría disminuir en un futuro, aseguran expertos.

Sabemos que el uso del agua es un derecho humano, sin embargo, hoy en día gran parte de la población mundial no cuenta con agua potable. Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), 80% de las aguas residuales vuelve a los ecosistemas sin ser tratada ni reciclada y cerca de mil 800 millones de personas en el mundo utilizan una fuente de agua potable procedente de fuentes, ríos, pozos o manantiales contaminados, por lo que corren el riesgo de contraer enfermedades como cólera, disentería, fiebre tifoidea y poliomielitis. Este factor, según el organismo internacional, junto a pobres infraestructuras sanitarias y a la falta de higiene, causa alrededor de 842 mil muertes al año en el mundo.

 

¿Cómo se trata el agua potable en México? ¿De qué manera se compone la infraestructura para el abastecimiento de este líquido vital en nuestro país? Existen 779 plantas potabilizadoras y 2 mil 367 plantas de tratamiento de aguas residuales de corte municipal, pero sólo 50% del agua recolectada en alcantarillas recibe tratamiento, indican estudios.

 

 

Aprovechar el agua de lluvia

Una alternativa frente a la escasez de agua es el tratamiento de la lluvia, ya que podría surtir de agua a los más de 90 millones de personas que carecen de la misma en América Latina, de las cuales 15 millones corresponden a México. Manual Anaya Garduño, investigador y académico del Colegio de Postgraduados en Ciencias Agrícolas, señala que México es de los pocos países en el mundo interesados en la investigación y capacitación de técnicos especialistas en el aprovechamiento de agua de lluvia.

Por su parte, Gonzalo Galindo Becerril, biólogo y catedrático de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del Instituto Politécnico Nacional (IPN), indica que “se debe invertir en sistemas de captación más eficientes, como drenaje pluvial, que permitan recuperar y aprovechar el agua de lluvia tal y como cae”. El experto asegura que para recabar de manera adecuada la lluvia, es preciso dividir el drenaje en aguas pluviales, grises y negras.

 

Emplear el agua de manera sustentable

En México existe una gran paradoja, ya que en sitios donde llueve cantidades muy altas, las pequeñas y medianas comunidades carecen de agua, tal es el caso de Veracruz, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, estado de México e Hidalgo. De acuerdo con Galindo Becerril, 31% del agua de todo el país se ubica en la zona norte, donde también se encuentra un 77% de la población; mientras en la zona sur, habitada por 23% de la demografía nacional, cuenta con 69% restante del agua.

Las condiciones geográficas y climáticas también influyen en la disponibilidad del agua, por ejemplo, los territorios donde el proceso agrícola depende de las lluvias de temporal, los huracanes representan un factor importante, pues son una manera de abastecerse del líquido. “Si no hay huracanes, difícilmente el agua va a cruzar los sistemas montañosos en la república, principalmente Sierra Madre Occidental y Oriental”, indica el especialista del IPN.

También existen otras alternativas, asegura Galindo Becerril, como construir casas ecológicas, que tratan sus propias aguas negras a través de sistemas biológicos que retienen los agentes perjudiciales. Además existen filtros que utilizan sistemas de absorción a base de arcillas para retener partículas en el agua.

 

Estrategias y acciones en el Sector Agropecuario

Para disminuir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero derivadas de las actividades del sector agropecuario y pesquero, la Secretaría de Agricultura Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación de México (SAGARPA), promueve la sustentabilidad de la actividad agropecuaria y pesquera mediante algunas acciones:

-Elaboración de Planes Agrícolas en 58 Distritos de Riego para impulsar el establecimiento del Programa Único de Siembra y Tecnificar 522 mil ha. con infraestructura hidroagrícola para ahorrar 3 mil millones de m3 de agua en usos agropecuarios.

-Construcción de infraestructura para aumentar la capacidad de almacenamiento en 116.2 millones de m3 de agua con obras de captación y almacenamiento en zonas marginadas.

-Sustitución de 15 mil motores a las embarcaciones pesqueras por motores más eficientes y menos contaminantes (ahorro de 53 M de lt. en 4 años).

Tres proyectos para tratar aguas residuales

  1. Con el objetivo de mejorar la calidad de agua potable, especialmente si en el agua a tratar existe presencia de sulfatos o fosfatos, científicos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), unidad Saltillo, desarrollan prototipos de materiales absorbentes para remover arsénico de forma selectiva en el agua de zonas desérticas y semidesérticas de México, para ello experimentan con calixarenos, un tipo de moléculas que “atrapan” las formas solubles del arsénico.
  2. Investigadores del Departamento de Biotecnología en la Facultad de Ciencias Químicas (FCQ) de la Universidad Autónoma de Coahuila (UADEC), desarrollan un sistema fotobioelectroquímico de empleo de microalgas para el tratamiento de aguas residuales mediante el uso de microorganismos. El proyecto pretende solucionar la biorremediación de efluentes contaminados, además de la generación de electricidad y recuperación de biomasa microalgal como materia prima potencial para la producción de biocombustibles.
  3. El Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), destinó 10.2 millones de pesos en 2016 para impulsar 38 proyectos de almacenamiento y consumo de agua. Algunos de los estados beneficiados, junto con la Ciudad de México, fueron San Luis Potosí, Estado de México, Chihuahua, Guerrero, Guanajuato, Hidalgo Michoacán, Morelos, Puebla, Querétaro y Oaxaca. La iniciativa benefició a 3,530 personas y se realizó mediante el establecimiento de módulos de cosecha de agua de lluvia con sistemas de captación y almacenamiento, con la idea de sensibilizar a la población sobre la importancia de la producción local de alimentos y el uso sustentable del agua a través de espacios de promoción con las comunidades.